"De un entrenador para entrenadores" www.adrimartinofutsal.es.tl

Jose Molina

 
 
JOSE MOLINA
(ENTRENADOR DE FÚTBOL SALA)
 
 
Técnico deportivo de grado medio (nivel II) de fútbol sala, TAFAD y actualmente estudiando el grado de preparación física, Jose ha sido entrenador del Juvenil División de Honor de Torrejón Sala, ayudante en el primer equipo y esta temporada fue segundo entrenador de Leganés FS en 1ª división femenina.
 
 


PORTEROS. TAREA
(SAQUES, JUEGO CON PIES Y AGARRES)

 

El entrenamiento del portero no solo tiene que ir dirigido al trabajo para evitar gol, también se debe formar al portero como un quinto jugador de ataque, ya que este cada vez tiene más importancia en el ataque del equipo, ya sea bien a través de sus saques o su juego con los pies, incorporándole al ataque en situaciones de portero-jugador, en acciones a balón parado ofensivas (bandas cortas o esquinas en las que el portero sale para jugar o bien para finalizar una acción) o situaciones de parar y salir con el balón jugando y atacando una superioridad.

La clave para formar a los porteros es evitar la especialización temprana del portero, hacer que el portero hasta su etapa de infantil también participe como de jugador de pista.

A continuación, os presento una tarea lúdica y gran riqueza técnica como táctica (ya que en ella aparecen en gran medida a trabajar el mecanismo de percepción y en una menor medida el de decisión) para el trabajo y perfección principalmente de:

-          Los distintos tipos de saques que puede utilizar el portero de fútbol sala.

-          El juego de pies en el portero de fútbol sala, principalmente los distintos tipos de pase.

-          El agarre del balón desde suelo (a una mano*) o en el aire (dos manos).

-          La lateralidad, es decir, el trabajo de mano y pie dominante como no dominante.

*Es importante la corrección en la tarea de que el portero en el agarre del balón desde el suelo sea capaz de utilizar solamente la mano que le toque en ese momento para conseguir agarrar el balón, levantarlo del suelo y sacar, ya que normalmente los porteros debido a que no agarran bien el balón se suelen utilizar de la mano que en ese momento no agarra el balón para ayudarla en el agarre y que este no se caiga. Dominar este aspecto es clave ya que nos permite ganar unos cuantos segundos en el saque del portero que pueden ser determinante en acción siguiente una vez puesto el balón en juego.

 

Descripción de la tarea:

La tarea se desarrolla en un espacio de veinte metros de largo por doce de ancho, aprovechando y utilizando los últimos metros del campo que se suele tener para el trabajo específico de porteros, mientras que los jugadores trabajan aparte.

El portero se encuentra de espaldas al entrenador en la línea de banda mirando hacía la pista, en la otra banda tendremos colocados conos de diferentes colores y a diferentes alturas del portero. Nosotros (como entrenadores) que nos encontramos colocados detrás del portero le soltamos el balón al portero (bien por el suelo o por el aire) que se encuentra de espaldas a nosotros y en estado de alerta, en cuando perciba el balón tendrá que ir a por él.

Mientras que le soltamos el balón, el entrenador le dice al portero, color del cono al que debe de dar y como va a darle, es decir si utilizará la mano o el pie. El entrenador también decide si el portero va a utilizar su mano o pie dominante o no dominante, pero esta información no se le da verbalmente al portero si no que depende de por qué lado le suelte el entrenador el balón al portero. Es decir, si le suelta el balón por el lado izquierdo, el portero tendrá que utilizar su mano o pie izquierdo según le halla dicho el entrenador anteriormente y intentar golpear el cono del color que halla dicho el entrenador anteriormente.

En este trabajo lúdico, que lo podemos convertir en una competición entre nuestros porteros, los porteros tienen que percibir en primer lugar el balón, por que lado sale y a que altura o si sale a ras del suelo, para después percibir la posición del cono del color que se le ha dicho y tomar la decisión del tipo de saque o tipo de pase a utilizar según la distancia del cono. Una vez pasado estas fases el portero deberá de ejecutar la acción, es decir, poner en marcha todo lo planteado a través de la técnica que este tiene adquirida.

Hay que recordar que lo importante no es el diseño de tarea, ya que la tarea la podemos modificar de mil formas, si no las CORRECCIONES que ofrecemos durante esta y al terminar la tarea con los porteros. Hacer participe en buscar los errores que se han dado en la puesta en práctica de la tarea y en cómo se solucionan, utilizando la técnica de aprendizaje del descubrimiento guiado con los porteros.

Esta tarea se puede incluir desde categoría benjamín hasta senior, en la que modificamos los elementos estructurales (espacio, elementos de mayor tamaño para lograr dar, etc.) y los elementos funcionales, es decir la técnica y táctica (limitar las opciones que pueda hacer el portero, que solo utilice mano o pies, etc.) para hacer más fácil o más compleja la tarea.

Esta tarea personalmente la suelo utilizar como última tarea de sesión independientemente de la categoría que sea, como vuelta a la calma, aunque se puede meter como primera tarea de la sesión, en la que personalmente aumentaría la frecuencia en la que le soltamos el balón al portero para cumplir el objetivo de que el portero entre en calor.

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:
www.adrimartinofutsal.es.tl