De un entrenador para entrenadores Aletea

Reglamento


CURIOSIDADES DEL REGLAMENTO

En esta sección, vamos a comentar situaciones especiales que se dan en el reglamento y que como entrenadores debemos de conocer, algunas más comunes y otras menos, pero importantes en el desarrollo del juego.
 

"¿QUIÉN SE PUEDE LEVANTAR EN EL BANQUILLO?"

Si echamos un vistazo al reglamento FIFA, éste nos habla de que, en un partido oficial, sólo puede haber "un oficial de pie" a la vez. Es decir, según las normas cualquier oficial del banquillo, léase entrenador, segundo entrenador o delegado, podría estar dirigiendo de pie, sólo uno a la vez e intercambiables durante el partido.

En España, en la interpretación de estas normas, se consideró oficial solamente a los entrenadores, es decir, aquí sólo se pueden levantar el primer o el segundo entrenador, eso sí, de forma indiferente y alternándose durante el partido como deseen.


"EL PETO Y LOS CAMBIOS"

Hace unos años, para evitar los problemas que ocasionaban las famosas gitanas a los árbitros, comenzó la obligatoriedad de dar el peto en la mano a la hora de cambiar. A mí personalmente me parece que perdimos una acción bonita y propia de nuestro deporte, pero lo cierto es que la norma es la que es y nos tenemos que adaptar. 

El jugador sustituto debe de entregar en mano y fuera del campo el peto al jugador que sale por la zona de cambios. Existe una situación relativamente rara pero que es necesario conocer porque puede ocasionar amonestaciones importantes.

Si un jugador de pista lesionado es atentido por las asistencias y mandado por el árbitro abandonar el campo por una zona que no es la de cambios, para agilizar la disputa del partido, el jugador sustituto que entra, deberá hacerlo con permiso arbitral y entregar el peto al árbitro asistente, no pudiendo dejarlo en el banquillo o al delegado y siendo ésto motivo de amonestación con tarjeta amarilla. 

Aunque habitualmente son los propios árbitros los que avisan de este tipo de situaciones para evitar problemas, por reglamento son motivos de amarilla y pueden ocasionar expulsiones. Eso sí, nunca sería inferioridad, ya que el jugador amonestado lo es mientras todavía es sustituto, al realizar de forma incorrecta el cambio. 




"DE EXPULSIONES E INFERIORIDADES"
CASO 2

Continuamos con la serie de diferentes situaciones donde la expulsión de un jugador puede generar dudas sobre si es inferioridad o no.

CASO 2: Como ya habíamos comentado, cuando la expulsión es a un jugador de banquillo, no se produce inferioridad. Aquí se pueden dar ciertos casos que pueden generar dudas.

En esta ocasión, hablamos de cuando la expulsión es por segunda amarilla en un mal cambio, porque el jugador que entra no da el peto en la mano al que sale, entra por una zona que no es la de cambios o cualquier otra incorrección, reglamentariamente el cambio no se ha producido, así que este jugador sigue siendo jugador de banquillo. Esto es muy importante porque las expulsiones en malos cambios no conllevan inferioridad. 




"DE EXPULSIONES E INFERIORIDADES"
CASO 1

En general, sabemos que cuando se expulsa a un jugador que en ese momento se encuentra dentro de la pista, el equipo juega con un jugador menos durante dos minutos o hasta recibir gol. Vamos a analizar progresivamente algunas situaciones que se pueden dar y pueden generar duda: 

CASO 1: Un jugador comete una incorrección y es amonestado por segunda vez en el partido o expulsado con roja directa tras la aplicación de una ley de la ventaja. Durante esa ventaja su equipo recibe gol.  ¿debe su equipo jugar con un jugador menos durante dos minutos o hasta recibir gol?

En este caso, la respuesta correcta es no. La incorrección se produce temporalmente antes de encajar el gol. así, ese gol serviría ya al equipo infractor para recuperar al quinto jugador. 


"FALTAS EN ÁREA PROPIA"


Cuando un equipo va a ejecutar libre directo en el área propia, existen una serie de situaciones especiales que como entrenadores debemos de conocer.
En primer lugar, la falta se puede sacar desde cualquier punto del área, independientemente de donde se haya producido. Es decir, el equipo atacante escoge el lugar del saque siempre que sea dentro del propio área.

Todos los jugadores del equipo rival deben de estar fuera del área y a 5 metros del balón. 

El balón no está en juego hasta salir del área, esto implica que si un rival roba el pase dentro del área hay que repetir el saque, al igual que si se la pasas a un compañero y la toca dentro del área, el saque no está ejecutado. (Es la misma norma que en el saque de meta o en los indirectos dentro del área).

Aunque parezca una norma poco influyente y que se da poco, nos puede permitir correr riesgos en un pase de lado a lado, o ampliar con el portero en estas faltas. Debemos de conocerla, porque puede pasar que nos roben un saque ahí y nos hagan gol, cuando no sería válido.



LA DISPOSICIÓN DE JUGADORES Y TÉCNICOS EN LOS TIEMPOS MUERTOS



Esta es una norma que ha cambiado en los últimos años y que, por algún motivo, sigue generando dudas, ya no sólo a jugadores y entrenadores, sino incluso a propios colegiados.

No hace mucho, los jugadores que estaban en pista no podían salir del 40x20, ni los de banquillo ni cuerpo técnico entrar. Por eso se acostumbra a dar los tiempos en ese corro encima de la línea, que normalmente suponía un quebradero de cabeza importante para los árbitros, estando pendientes de que unos no entrasen y los otros no saliesen. Al final, discusiones y problemas. 

Para, entre otras cosas, evitar esto, se permite que todos los jugadores, los que estaban jugando y los de banquillo, puedan estar fuera del rectángulo de juego, imposibilitándose todavía, eso sí, que los de fuera entren. De este modo, se puede ahora sin problema, sentar si queremos a todos los jugadores en el banquillo. Si es cierto, que los que estaban fuera tienen que mantener el peto puesto y los de cancha estar sin él, realizándose los cambios al acabar el tiempo. Ésto, que también parece una tontería, es importante para identificar quién puede o no entrar en pista y saber si hay o no inferioridad si hubiese expulsiones.

Ahora, le toca a cada entrenador decidir cómo le interesa hablar a sus jugadores. Aquí, cada opción, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. 
 



LOS 4 SEGUNDOS DEL PORTERO Y SU SANCIÓN



Todos sabemos que nuestro portero tiene 4 segundos para efectuar el saque, y que cuando éste no se realiza, el equipo rival dispone de una falta indirecta en el punto del borde del área más cercano a donde el portero tenía el balón. Personalmente opino que es una sanción desmesurada para dicha acción, ya que condiciona demasiado el  juego, pero el reglamento es éste y con él tenemos que jugar.

¿Cuántas veces el balón está fuera del campo, el árbitro interpreta que está perdiendo tiempo sin que el portero vaya a por él y nos empiezan a contar? ¿Qué pauta tiene nuestro portero cuando pasa eso? 

Lo común en este caso es gritar al portero que corra a por el balón y que saque rápido, perdiendo muchas veces el balón y, en el peor de los casos, acabando el tiempo para sacar y concendiendo una ocasión al rival.

Por el contrario, poca gente conoce que si el balón no está en el campo al acabar la cuenta, porque nuestro portero no va a por él, la acción se sanciona con tarjeta amarilla para el portero (por pérdida de tiempo), pero vuelve a sacar sin conceder falta al  rival. En muchas ocasiones, seguramente nos va a interesar más que nuestro portero reciba tarjeta, sobre todo en finales de partido y siempre que no tenga, que conceder la falta. 


"PUESTA EN JUEGO DEL PORTERO"


Una norma conocida pero que a veces genera dudas es que, cuando el portero inicia el juego , tras saque de fondo, el balón debe salir del área para poder ser jugador. Cabe diferenciar que, si el portero para, el balón está en juego con lo que esta norma no se aplica.

Si se incumple la  norma, el portero volverá a sacar. Esto implica que muchas veces podemos sacar provecho.

En la mayoría de las ocasiones, ante una situación en la que el portero no encuentra un saque cómodo, éste acaba tirando el balón fuera.  Una buena solución es que algún jugador entre en el área, darle el balón y volver a tener tiempo para sacar. En teoría, la norma dice que, en este caso, se continúa la cuenta en donde iba al realizarse el mal saque, si estábamos en el segundo dos dipondríamos de dos segundos para sacar. En la práctica, esto se pita pocas veces y la mayoría de ellas vuelven a empezar la cuenta, o bien te dan uno o dos segundos pero avisándote y siendo segundos largos, con lo que se puede sacar igualmente ventaja.

También se ha visto tratar de utilizar esta norma para sorprender al rival, buscando entrar en el área para devolver al portero en cuanto el árbitro pita y sacar rápido para coger a la defensa desorganizada. Probablemente, hacerlo más de una vez sea cortado por los árbitros con sanción disciplinaria, pero quizás la primera entre.

Al final debemos conocer el reglamento para poder utilizarlo a nuestro favor.



 

 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Fabio enrique quiceno garcia( Jodaki413hotmail.com ), 12-12-2016, 17:02 (UTC):
Excelente ;esto enriquece nuestro deporte y hace que los deportistas saquen provecho de conocer el reglamento

Comentado por Marlon( velasco.herashotmail.com ), 14-07-2016, 18:49 (UTC):
Directrices para árbitros 103
2. Colocación en saque de meta
1. Uno de los árbitros deberá controlar primero si el balón está dentro del
área penal:
• si el balón no se halla en el lugar correcto, el árbitro podrá comenzar
la cuenta de los 4 segundos si estima que el guardameta ya estaba en
disposición de efectuar el saque de meta o si se demora en tomar el
balón con las manos por razones tácticas



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:
www.adrimartinofutsal.es.tl